viernes, 11 de diciembre de 2009


Quechuismos en el español de Moyobamba, San Martín


Lizbeth Alvarado Campos

La cultura empezó cuando apareció la lengua, de ahí en adelante el enriquecimiento de una se traducía en un mayor desarrollo de la otra. Kroeber.

Introducción

La realidad lingüística peruana es compleja y variada. Una de las características de nuestro país es su caracter multilingüe. Esta es una de las razones que hace necesaria el estudio de todo lo que nos identifica y representa como país. Lo importante es poder reflexionar y partir desde la idea de ver esta diversidad lingüística dentro de una variedad cultural.

Un punto importante dentro de esta realidad es el bilingüismo, que en el país es ampliamente conocido y estudiado, en especial los suscitados entre el castellano y el quechua, aymara o asháninka. Uno de los temas principales investigados en el ámbito del bilingüismo que se produce por el contacto de lenguas son las transferencias lingüísticas que puedan existir producto de este contacto y que pueden convertirse en sustrato con el paso del tiempo.

Si bien, el Perú tiene como lengua con un mayor número de hablantes al castellano(1), este se ve diferenciado y clasificado en variedades que coinciden con el espacio geográfico que ocupan los hablantes de estas. Entre esta diversidad de variedades del castellano, el presente trabajo se enfoca en el amazónico que tiene como una sub variedad al castellano de la ciudad de Moyobamba (San Martín). Esta es lengua materna para sus hablantes, pero es a la vez es producto del intercambio y contacto lingüístico que en algún momento de la historia existió entre los hablantes del castellano con el quechua. Esta variedad posee una serie de características que han sido poco estudiadas y sistematizadas en algunos textos. Una de estas características, que es la analizada en este trabajo, es el uso de términos quechuas o híbridos (castellano – quechua, quechua – castellano) en el habla cotidiana de los lugareños. El trabajo lingüístico consiste en una clasificación de entradas léxicas por categorías gramaticales y una aproximación a su análisis morfológico.

I. Aproximaciones históricas

1. Grupo lingüístico.

El grupo lingüístico con el que se trabaja pertenece a la ciudad de Moyobamba, ubicada en el departamento de San Martín. En esta ciudad se sitúan 5 barrios principales: Llulluycucha, Calvario, Zaragoza, Belén y Recodo. También encontramos algunos caseríos y anexos que pertenecen a la provincia.

Según el censo del 2005 del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) Moyobamba cuenta con 104,308 habitantes, los cuales pueden ser clasificados de acuerdo con la variable sexo: los varones son 54,138; y las mujeres 50,170.

Para realizar este trabajo se contó con la ayuda de pobladores de los 5 distritos, más no de los anexos y caseríos. Es importante recalcar que estos pobladores son monolingües en castellano.

2. Situación geográfica

Moyobamba se encuentra situada en la parte Norte del Departamento de San Martín, en la región selvática del Perú entre los meridianos 76o 43' y 77o 38' de longitud Oeste de Meridiano de Greenwich y entre los paralelos 5o 09' y 6o 01' de latitud Sur, considerando los puntos extremos de sus límites.

Esta provincia se ubica en el Valle del Alto Mayo, con un clima templado sub-tropical, teniendo una temperatura de 38º C. Aún así en los meses de enero a marzo y de junio a diciembre se producen fuertes lluvias.

3. Historia de la comunidad

Moyobamba, capital de la Región San Martín, es uno de los pueblos Amazónicos con una histórica tradición. Es la más antigua ciudad peruana de la región amazónica. Según Pedro Vargas Rojas en Moyobamba, Capital Cultural de la Amazonía Peruana, la historia social en el Alto Mayo se remonta a miles de años atrás, la época pre incaica. Tal como lo indican los restos arqueológicos3 estos pobladores fueron buenos recolectores, cazadores y pescadores mas no se tiene información lingüística de estos. Ya para la época incaica existen diversas referencias de las que podemos hacer uso, por ejemplo, Cieza de León en su crónica “Señorío de los Incas”, refiere el caso de Ancohuallo, jefe de la tribu de los Chancas que después de su incursión al Cusco, amenazando al poderío de los incas y derrotado por éstos, se retira con sus huestes por las montañas de Bombón y Huánuco, hacia Chachapoyas y Moyobamba internándose en la Selva. Así también, el Cronista Antonio Herrera en “Décadas” recoge información de Garcilaso, donde se atribuye al Inca Túpac Yupanqui la conquista de los Chachapuyas, Muyupampas y Motilones en 1447. Según la historia, el Inca con 20, 000 hombres avanzó sobre los Chachapuyas que ofrecieron resistencia hasta que fueron dominados tras una cruel guerra. Para la época de la colonia se sabe que los españoles internándose en la selva y liderados por el capitán Alonso de Alvarado quien dirige una expedición desde Trujillo hasta Chachapoyas para desde allí fundar Moyobamba acompañado de 13 soldados entre los cuales se encontraba Juan Pérez de Guevara, quien terminó fundando la ciudad. Durante esta época, Moyobamba fue un punto de convergencia y paso forzoso hacia Quito, fue llamada por entonces la "Metrópolis de Maynas” y se convirtió en la base de las Misiones Colonizadoras de la Selva. Por diversas disputas entre las Misiones Jesuitas y Franciscanos el gobierno español sugiere la conveniencia de constituir la Comandancia General de Maynas con su capital Moyobamba. Ya en la época de la Emancipación se conoce la rebelión del caudillo Juan Santos de Atahualpa en 1743, anticipándose 37 años el levantamiento del Cacique Túpac Amaru. Por otro lado, don Pedro Pascacio Noriega, por encargo directo del Libertador San Martín, inició el levantamiento en Moyobamba en favor de la Independencia, marchando por Cajamarca a Chachapoyas y Moyobamba. Noriega no logró ver su sueño realizado y fue fusilado el 11 de Abril de 1821 en la Plaza de Armas de Moyobamba. Moyobamba, se consideró el Baluarte de la resistencia de los españoles, pero en la Batalla de Higos Urco el 06 de junio de 1821, fueron derrotados los realistas y en cabildo abierto el 14 de agosto de 1821, en Taula, se ratificó la independencia de Maynas. De esta manera Moyobamba jura su Independencia el 19 de Agosto de 1821, con el nombre de Santiago de los Valles de Moyobamba. Por último en la época Republicana, Moyobamba fue nombrada capital del Departamento de Loreto, luego con la creación del Departamento de San Martín, fue designada como su capital el 04 de septiembre de 1906. Actualmente, es una de las ciudades principales de la amazonía peruana, su economía esta basada en la agricultura, el comercio y el turismo. Las carreteras que dan acceso a esta provincia es la carretera Panamericana Norte y una de las vías más importantes de la región es la carretera Fernando Belaunde

II. Especificación del tema.


El castellano es la lengua más hablada en el Perú, seguida del quechua, aymara, asháninka y aguaruna. Refiriéndonos al castellano y según A. Escobar (1978: 37) existen dos modalidades: a. castellano practicado por hablantes que lo tienen como L1 y b. castellano de nativos hablantes quechua, aymara o cualquier otra lengua amerindia. Es necesario reafirmar que el castellano trabajado en este artículo es del primer tipo. Escobar menciona en este texto4 que el castellano peruano es un dialecto social (sociolecto) que consiste en una interlengua denominada interlecto. Siguiendo las palabras de Wolfram (1969) el interlecto es el español hablado como L2 por personas cuya L1 es una lengua amerindia de mayor difusión. Por tanto, un hablante del interlecto nunca será bilingüe coordinado, es decir, no será capaz de reaccionar de manera automática a ambas lenguas. Este hablante del interlecto será más bien un bilingüe subordinado o hablante que emplea las reglas que norman el funcionamiento de una y otra lengua y las reproduce como las asimila. Esto último, no los hace ni más ni menos inteligentes. Como conclusión se puede decir que el interlecto es una interlengua que responde a un sistema complejo donde se encuentran características de lenguas en contacto.

Siguiendo la propuesta de Escobar tenemos los tipos y variedades del castellano materno en el Perú: Por un lado al Castellano Andino con sus variedades: 1.Andino propiamente dicho, 2. Altiplánico, 3. Variedad de litoral y andes occidentales sureños. Por otro lado al Castellano Ribereño o No Andino con sus variedades: 1. Litoral norteño y central, 2. Castellano amazónico. Es importante recalcar que a pesar de que las variedades no deben ser tomadas como unidades independientes por los diversos procesos de contacto lingüísticos existidos y existentes en el país, para el desarrollo de este trabajo, nos pareció conveniente tomar como base esta clasificación.

En este caso en particular, nos remitiremos al castellano amazónico con influencia del quechua. Es importante recalcar que la lengua quechua es estructural y tipológicamente distinta al castellano4. Esta influencia no es actual sino más bien es producto del sustrato, es decir, la transferencia lingüística (en este caso, en el léxico) ocurrida por el contacto entre estos dos grupos lingüísticos hace siglos atrás.

El contacto lingüístico se produce cuando dos o más lenguas son usadas por los mismos individuos, es decir cuando existe una situación de bilingüismo (o multilingüismo) en la que los hablantes constituyen el locus del contacto (Silva – Corvalán 1989: 170). Existen diversos tipos de situación en la que se produce un contacto lingüístico. Según la tipología que propone René Appel y Meter Muysken en Bilingüismo y Contacto de Lenguas, podemos ubicar este contacto en el tercer tipo, es decir, el producido por la expansión colonial europea. Por tanto, remitiéndonos a la historia, el quechua y el castellano entraron en contacto cuando los españoles llegaron a la selva con ansias de colonizar esa parte del Perú. Es importante mencionar que el Imperio del Tahuantinsuyo comprendió también el territorio de Moyobamba5 y que cuando los chancas se vieron derrotados por los Incas, huyeron rumbo a la parte nor-oriental del territorio y se asentaron en la actual Moyobamba y Lamas. En la época en que llegan los españoles, en este territorio se encontraban asentados los chancas quienes tenían como lengua al quechua. Así, se puede encontrar el contexto de contacto lingüístico y el posible bilingüismo de los pobladores de ese entonces.

Según A. Escobar (2000: 28) este contacto y la transferencia lingüística6 se evidencian en los diversos niveles lingüísticos, y se da mediante una jerarquía, es decir, existe un grado de permeabilidad. El que tiene mayor grado de permeabilidad es el léxico, seguida de la fonética, la sintaxis, la fonología y morfología. Sin embargo, es necesario especificar que esta jerarquía varía de acuerdo al criterio de los especialistas. Así mismo, según Thomason y Kaufman (1988) se proponen diferentes situaciones de contacto de lenguas que llevan a diferentes tipos de interferencia entre una lengua y otra: el proceso de préstamo y el de sustrato. En este artículo me remito al sustrato que existe en el castellano monolingüe de los pobladores de Moyobamba. Una vez llegados los españoles a tierras peruanas impusieron su lengua (el castellano) y, en este proceso de contacto se empezaron a formar bilingües quechua – castellano, quienes con el pasar del tiempo fueron sustituyendo su lengua materna (quechua) por la lengua impuesta (castellano). Es así que hasta ahora (aproximadamente XV siglos después) ese sustrato se evidencia en las entradas que se presentan en el siguiente punto.

III. Metodología y corpus

Para recoger el corpus se hizo uso de conversaciones espontáneas, un programa radial, narraciones escritas y diferentes vocabularios y regionalismos. El análisis prelimar de estos datos dio como resultado la elaboración y posterior aplicación de una encuesta a hablantes2 mayores de 40 años con diverso grado de educación. Una vez recogida la muestra se prosiguió con el análisis morfológico respectivo.

Presentación del corpus.

El corpus se presenta clasificado en entradas de acuerdo a categorías gramaticales7.

LENGUA QUECHUA

Se escogieron solo las entradas representativas por cada categoría gramatical. A continuación se presentan en su respectivo contexto.

Nombres

1. - inchik ‘maní’
Inv: ¿qué vas a cocinar?
Inf: Voy a hacer un Inchicapi

Inv: y ¿de qué está hecho ese plato?
Inf: es una sopa, pue, de inchi se hace.

Inv: ¿inchi?
Inf: Claro, pue. De maní.

2. - pupo ‘ombligo’
Inf: Ahora las chicas de por aquí andan enseñando su pupo pue, aquí abajo ya usan su pantalón.

3. - yanasa ‘amiga’
Inf: Se fue a chismosear con su yanasa a la plazuelita.

Los nombres en quechua se mantienen como tales, con su mismo significado. Muchas veces los pobladores, como en el caso 1, alternan los términos, lo que hace afirmar que manejan tanto las entradas en quechua como en español, pero tienden a usar el término quechua. En lo que respecta al caso 2 y 3 se observa la existencia de un cambio fonético [pupu < pupo] y [yanaça < a yanasa] pero este no impide reconocer el significado base.

Adjetivos

1. - buchisapa ‘persona que tiene estómago grande ’
Inf: Tanta cecina que ha comido se ha quedado bien buchisapa.

2. - ñahuisapa ‘persona que tiene ojos grandes’
Inf: La Rosita pue, ella, pobrecita bien ñahuisapa es.

3. - quirusapa ‘persona que tiene dientes grandes’
Inf: Donde el dentista fui, pue. Pero me dijo que era muy quirusapa, por eso pue, me quedé así.

Lo que se analiza de las entradas arriba detalladas son los adjetivos quechua que los hablantes utilizan para hacer referencia a alguna característica o cualidad. Se observa que es netamente quechua ya que la estructura se mantiene, es decir, base (o raíz) quechua y morfema de aumentativo. Cabe destacar, en este punto que estos hablantes prefieren usar estos términos quechua que los términos castellanos.

Verbos

1. - micuy ‘comer’
Inv: ¿Ya vas a micuy?
Inf: Si, me voy a mi casa a comer.

Solo se encontró una entrada, que al parecer se está perdiendo. La mayoría de los hablantes reconocen la entrada, saben el significado pero no la usan constantemente.

Adverbios

1. - chuya chuya ‘muy limpio’
Inf: Yo le digo a mi hija, si quiere salir que deje la casa chuya chuya.

2. - mela mela ‘muy espeso’
Inf: Si, esa sopa se llama Poroto Shirumbe
Inv: Sabe rica, pero es muy espesa, no?
Inf: Sí, bien mela mela es.

3. - ñucñu ñucñu ‘muy dulce’
Inf: Aquí pues, en la selva, nosotros tomamos el cafecito bien ñucñu ñucñu

Se puede observar que para estos casos, el hablante utiliza también los adverbios formados en quechua, mediante el recurso sintáctico de la duplicación de la palabra.

Existe también entradas híbridas que han sido clasificadas bajo este ítem:

HIBRIDOS (RAIZ QUECHUA + MORFEMA CASTELLANO)

Adjetivos

1. - aychatero {aycha + t +ero (a)} ‘persona que come mucha carne’.
Inf: La Luisa pue, ella es bien aychatera, sin carne no come el arroz.

2. - ishpatero {ishpa + t + ero (a)} ‘persona que orina en demasía’.
Inv: Me presta su baño, ¿por favor?
Inf: Sí, pasa. Bien ishpatera eres, ¿no? Ya has ido como 3 veces al baño.

3. - ñucñutero {ñucñu + t + ero (a)} ‘persona que le gusta el dulce’.
Inf: Bien ñucñuctera eres, pareces de aquí, 3 cucharaditas de azúcar en tu café.

Como se puede observar en estos ejemplos, se usa una raíz quechua seguido de un interfijo y un sufijo castellano que indica “persona que realiza alguna determinada acción”.

Por lo tanto tenemos, la siguiente estructura:
Raiz Quehua + Interfijo + Morfema derivativo.
Ishpa + t + ero

Según Valera (2005) el interfijo {-t-} solo sirve de enlace entre la raíz y el morfema derivativo por tanto no tiene significado. Es importante notar que Ramírez (2003: 45) también consigna lo ya mencionado.

Existen muchas mas entradas por clasificar y por observar que procesos morfológicos se dan en estas. Por lo pronto, se deja este en otro punto a estudiar trabajo mayor.

IV. Conclusiones

El castellano en el Perú a pesar de tener variedades definidas coincidentes con el espacio geográfico como lo son: el andino, amazónico y costeño, no puede ser estudiado sin concebir estas variedades en contacto y mas aún sin tener como premisa que en algún momento de la historia el contacto entre el castellano y alguna otra el quechua, aymara o lengua amazónica se ha dado.

Por otra parte, y centrándonos en el castellano amazónico de Moyobamba es necesario indicar que se puede observar el sustrato que es evidente no sólo en el léxico que se presentó si no también en algunos otros rasgos, como la discordancia de género, entre otros.

Si bien las entradas presentadas son solo una muestra, existe una recopilación bastante amplia que aún no ha sido detallada ni calcificada lingüísticamente.

Notas

1. Se estima que el castellano es hablado por el 80.3% de peruanos.
2. El lugar donde se ubicó a la mayor cantidad de hablantes y de diversos barrios fue en el mercado de la ciudad.
3. Descubiertos por el arqueólogo Anselmo Lozano Calderón.
4. Variaciones Sociolingüísticas del Castellano en el Perú. 1978.
5. La lengua quechua es aglutinante, mientras que el castellano es una lengua flexional.
6. Para este caso, es lo mismo transferencia e interferencia lingüística, se prefiere el uso del primer término por una connotación menos agresiva.
7. En los espacios ocupados por este símbolo (-------) es que no se evidenciaron entradas en esa categoría.

Referencia
Lizbeth Alvarado Campos, lingüista, redactora, editora y escritora. Lingüista por la Universidad Nacional Federico Villarreal. Cursando una Maestría en Lingüística con Mención en Estudios Andinos en la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Blogger: http://algoritmolinguistico.blogspot.com/

1 comentario:

Juan Javier dijo...

Parece un estupendo trabajo. Felicitaciones.
Si en adelante te gustaria participar en estos proyectos de un grupo de colegas, estas invitada:

http://corinto.pucp.edu.pe/sen/

http://pergamo.pucp.edu.pe/favilla/


Un abrazo,
Javier